En Degussa cerramos 2020 con un importante incremento de las ventas de plata de inversión, concretamente un 80% más que en 2019. La cifra supera con creces los datos globales de aumento de las ventas de este metal precioso en todo el mundo, que fue de un 16% en todo 2020, según The Silver Institute.

La tendencia alcista ya la experimentamos entre enero y junio del año pasado, cuando duplicamos las ventas respecto al mismo periodo del año anterior. Es consecuencia, principalmente, del importante incremento del precio de este metal precioso el año pasado y de las expectativas futuras de incremento de demanda.

Según The Silver Institute, la asociación internacional que integra a todos los miembros de la industria de la plata, desde mineras a refinerías, pasando por proveedores de lingotes, fabricantes de productos de plata y mayoristas de productos de inversión, asegura que la demanda de plata de inversión aumentó un 16% el año pasado a nivel global. El dato supera en 9 puntos la previsión de crecimiento que este organismo había hecho para todo el año, que era de un 7%.

El informe anual de la asociación que agrupa a la industria de la plata muestra que, precisamente, la única demanda de plata que se incrementó fue la de inversión, mientras que, debido al parón económico a nivel mundial causado por la pandemia del COVID-19, la de la industria cayó un 7%, la de la fotografía, un 10%, la de joyería, otro 7% y la de cuberterías, un 9%, lo que provocó una caída de la demanda global de un 3% respecto al año anterior. También la oferta fue inferior en un 4% a la de 2019, de acuerdo con los datos de este instituto.

En cuanto a la evolución del precio, este organismo, que utiliza datos de la consultora Metal Focus para elaborar su informe, constata también que este metal precioso cerró el ejercicio pasado con un incremento de casi un 47% en su precio. El año comenzó con la onza troy de plata a 18 dólares y una previsión de The Silver Institute para todo el ejercicio de alcanzar los 18,40 dólares. Pronóstico que se vio obligado a revisar a mediados de año, elevándolo hasta los 21 dólares. Una cifra que se superó al cierre de diciembre de 2020, cuando la plata llegó hasta los 26,4 dólares, un 46,6% más, casi el doble de su precio a principios de enero, y los analistas apuntan que en 2021 puede superar los 30 dólares.

Ya en 2019, la demanda mundial de plata aumentó un 0,4% y la de plata de inversión un 12%, según el informe World Silver Survey 2020 de The Silver Institute, que destacaba la importancia de la demanda institucional, de los inversores minoristas y la industrial, especialmente del sector del automóvil y del fotovoltaico, afectados todos ellos en 2020 por el parón económico provocado el COVID-19.